La gastronomía mexicana es rica en sabores e ingredientes. Su aporte a la cultura culinaria del mundo es innegable y sus recetas han conservado su esencia durante siglos. Los platos típicos mexicanos han sido incluso declarados como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

La comida mexicana es rica en especias e ingredientes autóctonos, y es la más reconocida entre las cocinas nacionales de Latinoamérica. En cualquier ciudad del mundo se puede encontrar un restaurante especializado en la gastronomía de México; sin embargo, no es tarea fácil elegir un plato típico, sobre todo porque cada región del país aporta costumbres e ingredientes que dan lugar a numerosas variaciones.

Tres Comidas locales o preparaciones típicas de México

  • 1. Mole: salsa mexicana preparada a partir de varios tipos de chile, semillas y muchas especias. Se conocen más de quince tipos de mole, entre los que se destacan el oaxaqueño, el poblano, el michoacano, el tamaulipeco y el xiqueño, nombrados en honor a varios estados y regiones mexicanas. Otras de las variantes más populares son el mole verde y el rojo.
  • 2. Chiles en nogada: plato mexicano que rinde honor a los tres colores de su bandera: verde, blanco y rojo. Su preparación tiene como ingrediente principal al famoso chile poblano, y su presentación y la deliciosa mezcla de sus sabores lo convierte en un plato que representa muy bien la cultura gastronómica mexicana. El relleno es de res o de cerdo, con una mezcla de frutos como la manzana y el plátano.
  • 3. Enchiladas: este plato de suaves y flexibles tortillas no puede faltar en ningún restaurante mexicano. Estas se pueden rellenar con pollo, res, cerdo o pavo, además de mucho queso. El toque mágico se lo dan las salsas que se esparcen por encima, como la de frijoles con queso crema.